17/2/09

Fic:Traje marinero y tutú.

(Es un nuevo fic, espero que os guste)

Me llamo Yumi Tanikawa y tengo 15 años.Esta es mi vida,un poco sosa y . . .Con un secreto . . .Hago ballet en una escuela de danza desde los 3 años.Nadie menos mis padres y hermano los saben.No quiero que la gente se ria de mi.Un lunes , yendo de camino al instituto . . .

-Mirad,la chica zombie!-Grito un compañero de clase que se llama Saburo y siempre se rie de mi, no se por que.

-Que no soy ningun zombie!Lo seras tu,gil . . .

-Hola Yumi!-Me saludo Rina.Ella es mi mejor amiga.
-Suerte que has venido tu, estaba a punto de decir un taco enorme!
-Es que Saburo ya lo es, no hace falta que le recuerdes.

Suena el timbre y entramos a la classe.Al salir de classe . . .

-Bueno, me voy a casa.Hoy no podre quedar.
-¿Por que?Hay dias que no puedes quedar sin motivo alguno.
-Es que . . .Mis padres me obligan a estar en casa.
-¿Y mientras que haces?
-Pues . . .Ver la tele,estar en internet,leer,hacer deberes . . .
-No me lo creo.Bueno, da igual, ve, que tus padres te esperan.Adios!
-Adios!

Llego a casa.Cojo la bolsa con las cosas para ir a ballet y salgo a fuera, ya que mi madre ya esta al coche esperandome.Una vez a delante de la academia donde hago ballet . . .

-Bueno, hasta las 7 pues!Hoy puede que llegue tarde,però estate aqui esperandome y no te vayas con nadie,eh?
-Que sufridora eres,mama,¡no soy una cria de 4 años!

Se marcha.Entro a la academia y me voy a los vestuarios.Acabo y voy a la classe.Pronto llega la maestra.

-Hola.Hoy viene un nuevo alumno.Pronto llegara.Sed amables con él,por favor.

Se abre la puerta.Y entra . . .¡Saburo!

-Ah,hola Saburo,pasa,no tengas vergüenza.

-¿Como?¿Saburo?

-Veo que ya conoces a Yumi.Yumi, tu vesle guiando,vale?

-Pero . . .

Saburo viene hacia mi.

-Veo que nos haremos grandes amigos.

Fin

Comentario:Un poco corto . . .Puede que sea cutre . . .No se,dadme la opinion,por favor!

1 comentario:

Haneta dijo...

Esta muy bien aunque...
Se escrive clases no "classes"
Se escrive balet y no "ballet"
SE escrive peró, que en castellano no hay el otro accento.